• Servicio al cliente
  • Trabajo en Equipo
  • Liderazgo
  • Supervisión
  • Divulgación de Estratégicos: Misión, Visión y Valores.
  • Talleres de Cuerdas (Outdoors)

Artículos destacados

El éxito se basa en las relaciones

Escrito por: M. Pajarín Vergara

En su libro ‘El Factor Fred’, Mark Sanborn, nos presenta a -Fred-, un cartero del Servicio Postal en el área de Denver; al final de los años ochenta. Un ejemplo de que ponerle pasión a lo que hacemos, puede ‘convertir lo ordinario en extraordinario’. Que el -cliché- (para algunos) ‘no hay trabajo insignificante’, es tan cierto y actual como nuestra necesidad de respirar aire. Fred -el cartero-, desempeñaba sus labores basado en cuatro principios. Uno de ellos (y el que más me gusta) dice que el éxito se basa en las relaciones. Y no se refiere a la conducta manipuladora para hacer que los demás hagan lo que me conviene y beneficia exclusivamente a mí. No, en eso no hay virtud. Fred enseña, que estamos en este mundo para servir también. Que somos seres comunitarios, que cuando interactuamos ‘conectados’ con los demás, con mi entorno, sacamos lo mejor de nosotros. Su Equipo de trabajo, su familia, su comunidad, lo necesita a usted. Necesita que usted admire y respete a los otros miembros de esos equipos. Que podemos tener momentos de ‘fricción creativa’ (o diferencias) entre los colegas o familiares. Pero eso no significa, que por que no estemos de acuerdo, hay que ‘romper el grupo’, separarnos, divorciarnos o vivir enemistados. Al contrario, si basamos nuestros procesos sociales y laborales, en que el éxito se logra precisamente por el valor de nuestras relaciones, estaremos irremediablemente obligados a volver a reconciliarnos. A comprender y entender el punto de vista de otros. A respetar opiniones. A volver a ‘hacer’ sea lo que sea que hagamos, en armonía. ¿En qué nos beneficia este concepto? Dice Sanborn, que “la calidad de la relación a lo interno del negocio (o una familia), determina la calidad del producto o servicio”. Por eso, cuando estoy en algún comercio y recibo un mal servicio, inmediatamente busco saber como es la relación de los empleados (entre ellos y con su jefe), para probar esta teoría. Y sí, siempre vemos que no hay armonía entre ellos. Lo más triste es que siempre viene este mal desde el mismo dueño del comercio. Por lo tanto la próxima vez que usted sienta el deseo de tomar una posición permanente de enojo y de separación, de indiferencia ante las necesidades del Equipo (o su familia); por lo que sea que nos hayan hecho, recuerde: el éxito se basa en las relaciones. No sea usted quien rompa la conexión. Sea usted quien mantiene los vínculos, ‘a pesar de’. Practicar este concepto, no nos hará vivir en el paraíso, pero… ¡cómo ayuda a vivir con una amplia sonrisa en nuestros corazones!